El bambú, la estrella

Una piel joven tiene las siguientes características: hidratación, flexibilidad y resistencia. Para eso es necesaria una buena nutrición tanto interna como externa. Tras diversas investigaciones y estudios, nuestro laboratorio Aurum Cosmetic ha descubierto en la planta del bambú el mejor aliado para nuestra piel ya que, dentro de su ligereza, tiene una capacidad increíble de aportar firmeza, resistencia y flexibilidad.

Las raíces del bambú tardan siete años en arraigarse y comenzar a crecer; cuando lo hace no para, llegando a alcanzar alturas de veinte y treinta metros, por eso es una de las plantas más resistentes. El bambú facilita la construcción de una piel nutrida, desde la base.
En nuestras elaboraciones cosméticas nos basamos en extractos de yemas y de médula, partes de la planta que atesoran la mayor riqueza en aminoácidos (proteínas), vitaminas, oligoelementos, etc.

Es un material noble, elegante y con muchas propiedades para el cuidado de la piel:

1. Aporta resistencia, flexibilidad, adaptabilidad y regeneración. Planta resistente y flexible, se adapta tanto al frío como al calor, cualidades todas que, desde dulkamara bamboo, queremos trasladar a nuestra piel.
2. Tiene un alto contenido en SILICIO ORGÁNICO BIODISPONIBLE:
El silicio es el mineral más presente en la tierra y el segundo elemento químico más abundante en la corteza terrestre por detrás del oxígeno.
Ayuda a proteger, corregir y fortalecer el tejido conjuntivo, por lo que toda nuestra línea es reafirmante.
a. Interviene en la síntesis del colágeno y la elastina, las proteínas más abundantes en nuestro cuerpo, provocando una acción antienvejecimiento en la piel que mejora los problemas de flacidez cutánea, las estrías y las arrugas.
b. Fortalece el tejido conjuntivo. En el tejido conjuntivo, el silicio forma parte de los glicosaminoglicanos (ácido hialurónico) que hidrata, suaviza y mejora la elasticidad, primordial para la tersura de la piel.
c. Mineral importante en los procesos metabólicos y en la vida celular, como regulador del potencial eléctrico a nivel de la membrana celular y por su capacidad de transmisión de la comunicación intra e intercelular.
d. A nivel tópico, ayuda a mejorar los problemas de quemaduras solares.
3. Maravillosa fuente de hierro, potasio, vitaminas y calcio con propiedades antiinflamatorias, purificantes y drenantes.
4. Contiene casi todos los aminoácidos esenciales que conforman las proteínas.
Aporta flavonoides venoactivos y vasoprotectores que fortalecen la piel y el cabello.
5. Es antioxidante, estimula la circulación y protege de la luz solar.

En nuestras fórmulas utilizamos dos especies de bambú:

1. Bambusa arundinacea: realizamos extractos de su médula porque contiene una alta concentración de nutrientes, como los aminoácidos esenciales, minerales y vitaminas.
Aporta a la piel la materia estructural, proporcionando una tersura inigualable y un aspecto luminoso y aterciopelado.

2. Phyllostachys viridis: usamos sus yemas porque son la parte más activa, siempre en continuo crecimiento. Además están cargadas de enzimas que activan los procesos metabólicos de la piel aportándole la parte energética. Como resultado, productos cosméticos muy activos y cargados de vida para tu piel.

El poder de la naturaleza en tu piel.

Deja un comentario