Vídeo aplicación Mascarilla

 

Mostraremos diferentes formas de aplicar la Mascarilla. Agitar bien el producto antes de usar, para que salga una textura cremosa y homogénea.

Hay 2 formas de aplicarla:

La primera en forma de pomada, usando la misma cantidad que pondríamos de crema. Podemos, si fuese necesario, enriquecer la mezcla con dos gotas de Aceite revitalizante en caso de pieles muy secas o envejecidas, la mezclamos, y la aplicamos sobre cara cuello y escote, y la dejamos trabajar sin retirar. Preferiblemente durante toda la noche.

También podemos aplicarla en pomada, con unas gotas de Leche virginal bambú, mezclando la misma cantidad de producto en caso de pieles irritadas o enrojecidas, convirtiéndose en una Mascarilla calmante, y aplicándola de la misma forma, sin retirar.

A continuación mostraremos como aplicarla en capa fina. Agitamos bien el producto y lo distribuimos por cara, cuello y escote en forma de capa, adaptándolo al espesor de cada tipo de piel. En este caso, capa fina, la piel todavía se ve a través de la mascarilla.

La capa gruesa, se aplica en caso de pieles gruesas y se pone suficiente producto como para que no se deje de ver la piel.

Durante el tiempo de exposición de la Mascarilla, podemos hacer un tratamiento añadido del contorno de ojos, aplicando Leche virginal bambú en un disco de algodón. Lo abrimos en dos y lo colocamos sobre los ojos mientras actúa la Mascarilla.

Retiraremos con abundante agua tibia o con una toalla humedecida. La aplicación de la Mascarilla en capa, requiere de 30 minutos de exposición, que permite completar el movimiento vascular con el que es posible, y muy beneficioso, que se sienta cierto calor, o incluso palpitación de zonas muy congestionadas. La rojez que produce este movimiento circulatorio, cesa a los 30 minutos recomendados, dejando la piel limpia, suave y luminosa.

Deja un comentario