Vídeo aplicación de la Mascarilla

Crema Mascarilla para una limpieza profunda de la piel, facial y corporal, con efecto drenante y desatascador.

Depura, oxigena, hidrata, nutre y reafirma la piel.

Elimina comedones, toxinas e impurezas, suaviza el cutis, afina el poro, mitiga las manchas y regula la secreción sebácea.

Apoyo eficaz ante comedones, acné, y ayuda a secar la rosácea.

Efecto descongestionante (sinusitis, migrañas…).

Un excelente tratamiento para todo tipo de pieles.

 

AGITAR MUY BIEN ANTES DE SU APLICACIÓN, hasta conseguir una textura cremosa.

 

Modo de empleo:

Mascarilla en capa, limpia, descongestiona y depura.
Verter sobre un bol y aplicar con un pincel cosmético fino y suave, en forma de abanico, una capa uniforme por cara, cuello y escote, incluido contorno de ojos. Sus fitoactivos naturales producen una triple fase vascular:
– 1ª (0-10’) Efecto vasoconstrictor: Empieza el trabajo vascular con un agradable frescor.
– 2ª (10-20’) Efecto vasodilatador: Genera un aumento del flujo sanguíneo en la zona tratada. Como consecuencia, más calor y más rojez. En algunos casos se da una ligera palpitación por el gran movimiento linfático y sanguíneo.
– 3ª (20-30’) Efecto calmante: Disminuye y reequilibra el flujo sanguíneo e impurezas por la acción de las arcillas. Además se disminuyen la hiperemia y la hipertermia producidas.

Retirar pasados 40 minutos. Humedecer las manos y realizar un suave masaje para, posteriormente, con una muselina suave y fina, humedecida con agua y unas gotas de una de nuestras aguas florales, retirar con movimientos en espiral suaves, sin apretar.

Frecuencia de uso: En piel gruesa, con manchas, arrugas: 2 veces por semana (3 capas). En piel fina y sensible una vez cada diez días (1 capa).

 

Como crema o pomada, reafirmante, anti manchas y calmante. No retirar tras la aplicación.
Aplicar poca cantidad, tras la bio-limpieza de la noche, como si fuera una crema y dejarla actuar durante la noche.

Puede aplicarse sola, (rosácea, herpes, eccema labial, dermatitis), mezclada con Leche virginal bambú (pieles muy sensibles) o aplicando antes sobre la cara unas gotas del Aceite revitalizante (pieles muy secas).

Sobre manchas, granos, comedones, forúnculos, marcas de varicela etc. recomendamos una pizca sobre ell@s.

En zonas de celulitis, aplicar 2 veces al día con suave masaje y dejar que desarrolle su acción calorífica y drenante. Si la aplicamos mezclada (al 50%) con Fitoemulsión corporal favoreceremos el resultado.

Si se está bajo un tratamiento anticelulítico en centro de estética, aplicar sobre la zona con celulitis todas las noches.

 

 

 

 

Para tratar las bolsas de los ojos

Para reducir las bolsas de los ojos, aplicaremos la Mascarilla en forma de capa bajo los ojos hasta la sien, y bajando siguiendo el sistema linfático hasta la clavícula, tal y como se muestra en la imágenes siguientes.

                    

 

 

 

Aplicar la Mascarilla en capa gruesa y dejar actuar 40 minutos. (Antes limpiar la zona con la Leche virginal bambú de forma suave).

Pasados los 40 minutos, limpiar la zona con abundante agua, de forma suave sin estirar la piel.

Posteriormente, pulverizar la Leche virginal bambú, y aplicar el Aceite revitalizante, o cualquiera de nuestras cremas, con un automasaje contorno de ojos, que puedes verlo en nuestro blog.

Vídeo automasaje contorno de ojos

 

 

 

 

 

Ingredientes destacados:
Caolín: arcilla desintoxicante.
Extractos de Tomillo: descongestionante.
Espliego y Bellis: calmantes y desestresantes.
Meliloto y Saúco: mitigan las manchas cutáneas, homogenizando su color.
Aceite de jojoba: regulador del sebo humano, ambivalente (piel grasa y seca).
Bambú: nutri-cosmético, rico en vitaminas A, C, E, K y B6, oligoelementos y con gran riqueza en Silicio
biodisponible.
Aceites esenciales naturales, mejoran la circulación periférica, oxigenan y corrigen problemas externos.

 

 

Fórmulas magistrales de máxima afinidad cutánea para todas las pieles y todos los sentidos.

Deja un comentario