¿Sabes cómo activar el abrigo natural de tu piel?

Este invierno dulkamara bamboo se pone en tu piel

 

La disminución de las horas de luz, hace que nos expongamos menos horas a los estímulos de los rayos solares ralentizando la síntesis de la vitamina D (gran influencia sobre el sistema hormonal, el cardiovascular y las tiroides) y ya empezamos a notar la piel más seca.

Por otra parte, poco a poco va descendiendo la temperatura ambiente, tendemos a bañarnos o ducharnos con el agua algo más caliente y en algunas regiones ya se inicia el uso de la calefacción que al resecar el ambiente reseca a su vez  la epidermis. Son factores que también influyen en la sequedad y el envejecimiento de la piel. 

Todos estos agentes externos  son factores que alteran el comportamiento emocional y ya sabemos que las emociones tienen una fuerte influencia sobre la salud y el aspecto de la piel y del cabello.

 

Si a estos factores citados, añadimos los daños que derivan de excesos que tuvimos  en verano y este comienzo de otoño que ha sido más un «veroño», la piel pierde su buena hidratación y tonicidad y en consecuencia el tejido pierde flexibilidad, se reseca con facilidad o envejece de forma precoz si no se cuida debidamente.

Además, el exceso de calor y sol de tantos meses, pueden aflorar a nuestra piel el acné y alteraciones en la pigmentación y molestas y antiestéticas manchas, si no hemos tomado las medidas adecuadas para cuidar nuestra piel de forma saludable.

 

No te preocupes, aún estas a tiempo de reparar, depurar, desestresar y rejuvenecer la piel embelleciéndola saludablemente.

 

Sigue las pautas que te damos a continuación para lucir

tu piel viva, bella y sana 

una piel dulkamara

 

 

Bio-limpieza.

Crear una rutina diaria de limpieza de la pieles esencial.

Por ello, en la ducha te recomendamos utilizar el Jabón fitoactivo,  para una bio-higiene saludable y respetuosa, gracias a una mezcla natural de fito-extractos y aceites esenciales naturales de gran pureza y calidad.

Limpia sin alterar el manto ácido de la piel, respetando su barrera lipídica y su pH.

Hidrata, suaviza, protege, tonifica y remineraliza la piel dejando sensación de limpieza, frescor y relax.

Muy indicado también, para el aseo íntimo, en el embarazo y en la piel de los recién nacidos.

Puedes utilizarlo para el aseo del cuerpo y cabello.

En el caso de que tengas el pelo corto, con tendencia a grasa, caída del cabello o con alguna afección en el cuero cabelludo, te recomiendo que utilices el Champú fitoactivo.

 

Como siempre indicamos, la bio-limpieza es importantísima antes de aplicar cualquiera de nuestros productos, en el especial la del rostro, por eso por la mañana recomendamos realizarla con la Leche virginal bambú, y por la noche, con las Savias de bambú.

 

 

 

Exfoliación para lucir una piel natural radiante

Es hora de mimar tu piel y recuperarla. Por eso es importante en estas fechas, realizar dos veces por semana una exfoliación natural para renovar las capas superficiales de la piel, de cara y cuerpo, eliminando células muertas y excesos de queratina. Con el Peeling vegetal bambú conseguirás además de una buena exfoliación superficial, drenar y depurar la piel.

Aprovecha a realizarla en todo el cuerpo cuando te duches sin olvidarte del rostro, cuello, escote y manos.

Es un tratamiento regenerador que permite lucir una piel más uniforme, suave, relajada, fresca, rejuvenecida y luminosa. Aclara las manchas, elimina impurezas y disminuye las arrugas unificando el tono del cutis, desobstruye y afina el poro, aumenta la resistencia de los capilares, mejora los trastornos circulatorios y contribuye a la reparación de la piel.

 

Imagen realizada por m.angel_hernandez

 

Depuración natural y limpieza profunda de la piel

Con la crema Mascarilla conseguiremos una limpieza profunda de la piel, facial y corporal, con efecto drenante y desatascador de la suciedad.

Depura, oxigena, hidrata, nutre y reafirma la piel.

Elimina comedones, toxinas e impurezas, suaviza el cutis, afina el poro, mitiga las manchas y regula la secreción sebácea.

Tras su uso observa la piel depurada, tersa, luminosa, suave y rejuvenecida.

Recomendamos aplicarla en el rostro, en capa gruesa 2 veces a la semana dejándola actuar 45 minutos. (Con 30 minutos es suficiente pero siempre me gusta dejármela un poquito más de tiempo!!!)

También puede aplicarse tras la exfoliación con el Peeling vegetal bambú. Tanto en la cara como en el cuerpo.

 

 

 

Falta de hidratación  y tonicidad

Hacemos unas recomendaciones para ayudar a  la piel a que recupere su aspecto natural, protegerla y prepararla para los efectos del frío.

Es aconsejable hidratar y nutrir la piel de todo el cuerpo y en especial las zonas de las piernas con una fórmula que aporte los principios activos que estimulen la micro-circulación, modelen la silueta y fortalezcan los capilares que se han fragilizado durante el verano. Es el momento para aplicar la Fito-emulsión corporal después de la ducha, porque los poros se abren bajo el calor y se encuentran en mejor condición para recibir los principios activos que esta crema va a aportar.

La Fito-emulsión corporal contiene ingredientes que dan resultados extraordinarios y, entre ellos, yemas de bambú, con su alto contenido en silicio,  asociadas a extractos de hoja de romero que, además de su clorofila,  contiene  elementos que actúan sobre la membrana endotelial y regula la permeabilidad cutánea.  Sinergia de elementos naturales que aportan descanso y bienestar general. Si al aplicar esta emulsión, pulverizamos antes la piel con una de nuestras aguas florales, potenciaremos sus acciones, aplicaremos menos cantidad de producto para cubrir toda la zona y personalizaremos nuestro tratamiento.

 

Imagen realizada por m.angel_hernandez

 

 

Además, los ácidos grasos esenciales de la manteca de Karité, incorporados en esta Fito-emulsión, son de un efecto duradero y de acción profunda, protegiendo a la piel de los cambios bruscos de temperatura de esta época del año.

Para las zonas más castigadas como manos, uñas, pies, codos y rodillas, es importante hidratar, nutrir, tonificar y en especial drenar impurezas, que podemos realizar aplicándonos la Bioemulsión reparadora.

 

 

En el rostro, utilizaremos la Crema facial hidro-nutriente

Emulsión facial que hidrata y nutre en profundidad, aportando elasticidad y resistencia a los cambios externos.

Aumenta la resistencia de los capilares, fortalece, repara y calma la piel fina y sensible por su acción protectora y antioxidante.

Atenúa arrugas, suaviza el cutis, recupera y unifica el tono.

 

 

 

Labios y contorno de boca y de ojos

Durante el otoño y el invierno, les prestaremos una especial atención.

El labio es una de las pieles más finas del organismo, por lo que sufre mucho con los cambios de humedad y si no se hidrata bien se forman arrugas en el contorno de la boca. Además, cuando la producción de sebo no es la adecuada por una bajada de vitamina D, el labio se reseca en exceso. Este fenómeno empeora en otoño.

Para embellecer  los labios y el contorno de la boca y de los ojos, recomendamos el producto más eficaz, el bálsamo, que lo aplicaremos de día y de noche.

Si tenemos alguna zona enrojecida o con picores, en cuerpo o rostro, nada mejor que aplicar en cualquier momento del día o de la noche el Micronizado dermo-calmante.

 

Imagen realizada por  m.angel_hernandez

 

 

Aceite revitalizante

Gracias a su contenido de nutrientes de flores y frutos de rosas, este concentrado biocosmético aporta su riqueza de vitamina C, carotenoides y taninos. Su aplicación diaria, dejándole actuar durante las horas de sueño, consigue un efecto rejuvenecedor visible en pocos días. Contiene, además, aceite de germen de trigo que actúa de hidratante y antioxidante y, también, centella asiática, que favorece la biosíntesis del colágeno y refuerza las virtudes regeneradoras de los componentes vegetales de esta fórmula revitalizante.

Quienes sufren de cuadros de rubefacción o enrojecimiento facial  se ven perjudicados por los cambios de temperatura durante la estación del otoño y, por ello,  es importante no frotar la piel y aplicar este aceite primoroso que descongestiona la epidermis.

Además recomendamos aplicar unas gotas del Aceite revitalizante  cada noche a las Savias de bambú cuando realicemos la biolimpieza por la noche, y por la mañana, después de pulverizar la Leche virginal bambú antes de que se seque en la piel y gozaremos de una increíble y gratificante sensación placentera.

 

 

Prepárate para el frío invierno y

activa el abrigo natural de tu piel

Deja una respuesta