Cuidado corporal en verano

La piel 

De excepcional trascendencia biológica y estrechamente vinculada con el funcionamiento de nuestro organismo y muy especialmente con el sistema nervioso.

Es el órgano más grande y nuestro vestido fisiológico personal que respira, drena, nos depura, nos protege de las agresiones ambientales, es termorregulador, nos relaciona desde su apariencia externa y desde su sentido del tacto…

Su composición básica incluye agua, lípidos, proteínas (aminoácidos esenciales), vitaminas y minerales, indispensables para mantener activa su propia regeneración celular, su manto ácido, la calidad del colágeno, elastina, queratina,…

Pero, por razones internas o externas, la piel también sufre y se deteriora, perdiendo su equilibrio. Afloran, entonces, problemas como fatiga, asfixia, envejecimiento prematuro… etc

Los productos dulkamara bamboo contribuyen a mantener la piel saludable y equilibrada para que realice sus importantes funciones.

Recomendamos, además del cuidado del rostro, no olvidarse del resto del cuerpo  y hemos de cuidarlo y protegerlo de una forma saludable.

 

 

1- Higiene diaria y renovación celular. Tanto si nos duchamos por la mañana como por la noche, recomendamos utilizar el Jabón fitoactivo que limpia sin alterar el manto ácido de la piel, respetando su barrera lipídica y su pH. Siendo para todo tipo de piel, está especialmente indicado para pieles secas, delicadas, sensibles, con descamaciones o con algún tipo de afección.

Es muy beneficioso, aprovechar este momento para realizar una exfoliación corporal, 2 veces por semana, con la mezcla del Peeling vegetal bambú con el Agua floral lavanda (o si se desea el Agua floral vetiver o Agua floral limón) a partes iguales, para renovar las capas superficiales de la piel, eliminando células muertas y exceso de queratina.

El Peeling vegetal bambú es un tratamiento regenerador, drenante y depurativo, que aclara manchas, desobstruye y afina el poro, aumenta la resistencia de los capilares y mejora los trastornos circulatorios (importante para evitar piernas cansadas o pesadas). Renueva las capas superficiales de la piel eliminando células muertas y exceso de queratina.

Justo antes de salir de la ducha, recomendamos eliminar el exceso de agua con las manos y aplicar un poquito del Aceite revitalizante por todo el cuerpo para aportar hidratación y luminosidad a la piel con aceites vegetales y esenciales con gran poder antioxidante y rejuvenecedor. Es un tratamiento híper-hidratante y muy beneficioso para prevenir y tratar las estrías.

 

Lucirás una piel más uniforme, suave, relajada, fresca, rejuvenecida y luminosa.

 

 

 

 

2- Hidratación y nutrición. Nutrir la piel con bioactivadores cutáneos que mejoran la funcionalidad celular de la piel con acción dinamogénica, es decir, que aumentan la resistencia del tejido, gracias al aporte del extracto puro del bambú.

Un sencillo masaje estimulante. Después de la ducha o baño si humedecemos la piel pulverizando una de nuestras aguas florales en piernas, glúteos, vientre, pecho, escote y brazos y seguidamente nos aplicamos la Fito-emulsión corporal, ayudaremos a desbloquear tensiones, a activar la microcirculación (esencial en estas fechas), a descargar fatiga, reafirmar los tejidos y a embellecer la piel. Muy recomendable para piernas cansadas con problemas circulatorios (varices, arañas vasculares… etc).

Si hacemos el masaje utilizando Agua floral vetiver  para humedecer la piel antes de aplicar la crema, ayudaremos a mitigar picores de la piel que surgen, por ejemplo, en el caso de las alergias o si te tiene una piel atópica.

Si utilizamos para ello el Agua floral lavanda que remineraliza y aporta firmeza, es un gran apoyo en pieles enrojecidas, con arañas vasculares o varices, es anti-mosquitos y además, alivia la ansiedad y el estrés.

Si humedecemos la piel con el Agua floral limón, conseguiremos acciones depurativas, diuréticas, antisépticas, relajantes y antiinflamatorias.

 

En manos, pies uñas y orejas, realizaremos el masaje con la Bioemulsión corporal por ser un tratamiento reparador de la epidermis, indicado para las zonas corporales más castigadas y fatigadas, que nutre, hidrata, relaja, alivia, desestresa, flexibiliza y exfolia la piel suavemente, a la vez que drena impurezas y la protege de agresiones externas. Es una crema de rápida absorción que restituye los lípidos cutáneos y suaviza la piel seca. Es muy recomendable también en casos de piernas cansadas por retención de líquidos.

No olvidar de aplicar  la Bioemulsión corporal también en las uñas porque las sanea, hidrata y flexibiliza la cutícula y las uñas, volviéndolas menos quebradizas y más resistentes.

Importante: No te olvides de las orejas, tanto en el cuidado facial como en el corporal, son en las que menos pensamos.

 

 

3- Protección solar diaria. En el verano hay que cuidar y proteger la piel del sol saludablemente.

Es muy importante evitar quemarnos la piel.

Las quemaduras solares favorecen el foto-envejecimiento. Son lesiones temporales de la epidermis que pueden ser ligeras con eritemas o dolorosas con ampollas en los casos más graves. Además, las quemaduras solares son acumulativas, en efecto, la piel memoriza.

Si vamos a salir a la calle a realizar alguna actividad, aunque esté el día un poco nublado tenemos que proteger nuestra piel, en especial la zonas que no van a estar cubiertas por la ropa.

Por eso nos aplicaremos antes de salir de casa la Crema bioactiva FP6 a diario, como producto protector y rejuvenecedor. Renovaremos su aplicación si hay mucha sudoración o si se está expuesto de forma continuada.  Es una crema de textura ultra ligera, hidratante, no grasa, antioxidante y libre de sustancias artificiales, protege naturalmente todo tipo de piel contra la aparición de manchas oscuras y arrugas, además, fortalece tu propia protección natural haciendo que cada año tu piel sea más resistente al sol.

En pieles fotosensibles, muy blanquitas, que se queman con facilidad o con alguna afección, recomendamos aplicar el bioprotector FP20.

Por la pureza de sus ingredientes, recomendamos mantener el bioprotector FP20 en una nevera cuando nos encontremos en la playa o en la piscina para mantener su textura cremosa. Si llegara a fundirse, recuperaremos su textura si lo metemos 20 minutos en el congelador.

 

 

 

conecta con tu propia esencia

y descubre la mejor versión de tu piel

bella, sana y luminosa

Deja una respuesta